Eres jefe/a, ¿te formas, progresas?

¿No tienes claro cómo o no sabes de dónde sacar el tiempo? en este artículo espero ayudarte a ver las cosas un poco más claras.

¿Por qué progresar?

En cuanto al fondo, hay varias razones complementarias:

  • El liderazgo (Ser Jefe) no se improvisa
  • Estás llamado a crecer
  • Tienes talento que debe dar fruto

El liderazgo (ser jefe) no se improvisa

Nuestro método de formación con las guías y los scouts se basa en el ejemplo del jefe. Si tu crecimiento personal se detiene, no esperes que tus jóvenes pasen pruebas.

Ten presente que una de tus principales responsabilidades como jefe/a es la de guiar… en concreto “formar almas”. Esta formación consiste en transmitir los valores necesarios para hacer de cada uno un hombre o mujer íntegros. Es la misión que te confían los padres, y los jefes de distrito y grupo. Pero nunca llegarás a ser “líder” improvisando: ¡hay mil cosas que debes saber para vivir y hacer vivir la aventura scout!

¿Cómo vas a hacer vivir “verdadero escultismo-guidismo” si     Sigue leyendo

Formación de Jefes – Fichas KRAAL

Ponemos a tu disposición las fichas ya traducidas del kraal francés. Constituyen el manual del jefe de tropa, de manera que esperamos que puedas utilizarlas para complementar la formación que hayas recibido en los CEP así como actividades interjefes.

Aún quedan unas cuantas por traducir y maquetar, que esperamos ir incorporándolas a lo largo de los próximos meses (por cierto, si te interesa formar parte del equipo de traductores hazlo saber y rápidamente te damos material…)

El objetivo es que cualquier jefe/a de unidad pueda tener acceso rápido y sencillo a esta documentación bibliográfica siempre que necesite aclarar dudas, repasar conceptos o “redescubrir” el sentido de lo aprendido o practicado con anterioridad.

Están preparadas para imprimir como folleto en dos páginas por hoja (tamaño final en A-5). No olvides configurar bien tu impresora para evitar malgastar papel.

La Formación del Carácter

Sin duda es uno de los cinco fines del escultismo más atractivo para los educadores:

La experiencia humana muestra que, si no se quiere ser una brizna de paja sacudida por las olas de la vida, sino, como decía B.P., ser capaz de conducir su propia canoa, hay que 

coger con firmeza el timón. Y esto exige carácter; esto es, coraje, determinación, energía, tenacidad, voluntad.

El escultismo llega a conseguir lo anterior tomando a los muchachos en serio, incluso si tienen doce años. Ponemos confianza en su honor y en la palabra dada; les confiamos responsabilidades reales, a la medida de sus competen­cias; les pedimos cuentas, etc. En definitiva, a través de las actividades en el campo, les pedimos que se esfuercen, que venzan las dificultades y los obstáculos de toda clase, que vayan hasta el límite de sus posibilidades, que se superen. El escultismo es escuela de valor, de coraje, de perseverancia. “Esforzarse repetidamente tonifica la inteligencia y da consistencia a la vo­luntad”.

Pero, aunque enseña el gusto por el esfuerzo, el escultismo no es escuela de sufrimiento. Debemos vigilar que los esfuerzos propuestos sean siempre progresivos, adaptados, no sólo a la voluntad del jefe, sino también a las posibilidades del chico, determinadas por su edad y su desarrollo. Estos es­fuerzos formarán parte de los juegos: el escultismo, aún siendo escuela de esfuerzo, es sobre todo una escuela alegre.

Sigue leyendo